viernes, marzo 5

Just stay with me a while

[Imagen por KL-chan]

No llores.
La vida es un regalo.
Y no hablo de dioses, entes superiores o fuerzas astronómicas que rigen el mundo que conocemos, tampoco de las complejas leyes físicas o de las conexiones que unen la materia para que no nos desintegremos en átomos minúsculos e invisibles al ojo humano.
Te hablo del tiempo.
De este tiempo que tenemos en nuestras manos, del ahora, del presente.
De los minutos que, conforme abro y cierro la boca para pronunciar cada una de estas palabras, se escapan irrefrenablemente uno detrás de otro.
¿Y a dónde van?
Me lo he preguntado muchas veces.
Quizá viajen a la velocidad de la luz hasta remontarse al comienzo del cosmos para volver a rodar la película del universo desde el principio.
Pero eso no es lo importante.
Como ya te he dicho... la vida es un regalo.
Así que aprovéchala, porque es la única que tienes.
O tal vez no, pero eso no lo podemos saber y por tanto, no existe ninguna garantía.
No desperdicies ni un solo segundo.
Respira.
Abre los ojos. Ríe.
Sonríe. Salta. Disfruta.
Desafía a la gravedad. Grita hasta quedarte sin voz.
Haz locuras. Equivócate... y después aprende de tus errores.
Miente, para saber valorar la verdad. Canta. Baila conmigo. Extiende los brazos, cierra los ojos e imagina que puedes volar.
Vive. Odia. Ama. Sobre todo... ama.
Y podría seguir ennumerándote las posibilidades y no terminar nunca.
Ah, perdona.
Retiro lo que he dicho antes.
Llora, si quieres.
Pero hazlo por algo que merezca la pena.
Y hazlo... en otro momento.
Porque ahora quiero que tus pies sigan jugando con los míos, por muy torpes que sean.
Quiero que sigas sujetando mi mano con tus dedos.
Y aunque las lágrimas hacen brillar a tus preciosos ojos...
Ahora prefiero oírte reír.

2 comentarios:

Carlos dijo...

Creí que sería algo más de la historia de Amy y Connor, pero reconozco que el resultado no me ha dejado para nada indiferente.
Y es que el tiempo hay que aprovecharlo al máximo, porque como dices no tenemos garantías de que podemos vivir más de una vez.
Un beso

Carlos dijo...

Sep, siempre hay alguien ahí, aunque no lo notemos ^^
Y respecto a Katrin, jo, que acaba de hacer volar por los aires un ejército entero de ángeles y ha levantado varias toneladas de asfalto y ladrillo, tiene derecho a desmayarse xD Ya verás cómo deciden acabar con Mikel, no adelanto nada xD
Un besazo ^^