viernes, octubre 16

Hacia atrás en el tiempo (14)

El sábado por la tarde, tal como pretendía, quedé con Mari y Gema.
Fue más divertido de lo que esperaba y disfruté mucho del rato que pasé en su compañía. Era genial poder estar con Gema de nuevo sin sentir aquella incómoda tensión que nos había separado y recordé lo mucho que me gustaba que estuviéramos las tres juntas como en los viejos tiempos.
Bueno, en realidad... aquellos eran los viejos tiempos.

Nos sentamos junto a la fuente de la plaza de la Caleta, que estaba llena de madres con sus hijos y de niños que jugaban a la pelota o iban en bicicleta, de personas mayores sentadas en los bancos y de familias o amigos tomando algo en las mesas que los bares tenían colocadas en el exterior. Pasamos el rato charlando y contándonos cosas. Les hablé de Javi y ambas se alegraron mucho por mí, así que procuré que mi sonrisa pareciera auténtica. Una vez puestas al día abrí la mochila y les di un tercio de las fotocopias a cada una de ellas. Se quedaron a cuadros.

- Me gustaría que por favor colgárais esto en vuestro instituto.
- ¿Desde cuándo das tú clases de inglés?- preguntó Gema.
- Desde ahora.
- ¿Y te ves capaz?- inquirió Mari.
- Claro.
- Si nosotras estuviéramos interesadas... no nos cobrarías, ¿verdad?
- ¡Si empiezo a dejar las clases gratis a mis amigos al final seguro que no gano nada!
- Así que nos cobrarías, ¿eh? ¡Qué cutre eres!- exclamó Gema.
- Por cierto.- dijo Mari, cambiando de tema.- ¿Qué tal con aquel chico al que querías agregar?
- Yo no dije que fuera un chico.- repliqué.
- Sí lo dijiste.
- ¿Seguro?
- Seguro.
- ¿Con novio y sigues ligando?- bromeó Gema, sonriendo.- Vaya, vaya... y luego decís de mí.
- No estoy ligando con él.- protesté.- Sólo hablamos.
- ¿Y de qué lo conoces?
- Es un poco difícil de explicar.
- Pero es de aquí, ¿no?
- Es de Burgos.- admití.

Ambas parpadearon asombradas.

- ¿Qué se te ha perdido a ti en Burgos?- preguntó Gema.
- Eso mismo me pregunta la gente. E incluso yo misma, a veces.- respondí con cierta amargura.

Gema y Mari se miraron sin comprender, pero tuve suerte y ninguna insistió sobre el tema. En ese momento mi móvil empezó a sonar y a vibrar en m bolsillo. Era Javi.

- Un momento.- les dije a mis amigas.

Me levanté y me aparté un poco de ellas al mismo tiempo que respondía a la llamada.

- Hola.
"Holaaaa. ¿Dónde estás?"
- En la calle. Con dos amigas.
"Es que estaba preocupado... no me contestaste al mensaje de anoche y no te he visto conectada en todo el día..."
- ¿Me mandaste un mensaje?- fingí sorprenderme.- No me llegó nada.
"Pues te mandé uno."
- Pues ni idea. Y esta mañana he estado fuera, he ido a la Biblioteca a dejar un libro. Luego he estado limpiando y esas cosas...
"¿Con quién estás?"
- Con Mari y Gema.
"¿Luego quieres que quedemos un ratillo?"
- Iba a pasar la tarde con ellas. Y supongo que luego me iré a casa. Ya si eso nos vemos mañana.
"Jo... vale... ¡Mañana puedes venirte a mi casa y así estamos los dos solillos!"

Eso implicaba peligro.

- Ya veré si puedo. En fin, ya hablamos esta noche si me conecto. ¡Hasta luego!
"Adiós guapilla... te quiero"
- Y yo a ti.

Colgué y volví con Mari y Gema, que se habían quedado en silencio y me miraban muy fijamente. Habían estado poniendo la oreja en la conversación, seguro.

- Pare tener novio por primera vez no pareces muy emocionada.- comentó Gema.
- Eso también es difícil de explicar.
- ¿Te gusta ese chico de Burgos?

Tardé un momento en contestar.

- Sí. Pero no va a pasar nada entre nosotros.
- ¿Porque tú no quieres o porque él no quiere?
- Porque no y punto.

Cuando llegué a case eran las nueve y media de la noche. Sabía que Javi me estaría esperando en el messenger, pero yo quería hablar con Daniel. Así que después de cenar con mis padres y mi hermano me fui directa al ordenador. Por suerte, estaba conectado, y eso me alegró. No esperaba tener aquella suerte.

"hola!"
"hola. aunque dentro de nada me ire, he quedado"
"ah... bueno, ya me lo suponía ^^u"
"tambien sabes mis rutinas?"
"casi casi xD oye daniel... puedo hacerte una pregunta personal?"
"acaso no las haces siempre? xD aunque me extraña que haya algo que no sepas de mi"

Dudé un instante. Era algo que me llevaba preocupando desde que había vuelto a mi pasado, una pregunta que me rondaba por la cabeza y cuya respuesta no estaba muy segura de querer conocer.

"tienes novia?"
"si"

Se me cayó el mundo encima y sin poder evitarlo se me saltaron las lágrimas. Tonta, me dije a mí misma. ¿Qué esperabas? Había una diferencia de cinco años. Antes de aquella semana él no me conocía y ahora ni siquiera sabía quien era yo verdaderamente. Sin embargo el nudo que se me había formado en la garganta se negaba a desaparecer.

"pues fíjate, eso no lo sabía xD", tecleé, intentando bromear.
"tu tienes novio?"

Difícil pregunta que responder; estaba saliendo con mi ex porque mi novio no sólo no sabía de mi existencia en aquel momento sino que además estaba con otra. Vaya cuadro.

"se podría decir que si"
"tengo que marchar. nos vemos"
"ok, bye bye"

Y se fue. Me quedé un rato inmóvil mirando la pantalla sin ver nada realmente, hasta que finalmente me limpié las lágrimas con el puño de la manga y cerré sesión en aquella cuenta para abrir la otra. Lo que menos me apetecía en aquel momento era hablar con Javi, pero tenía que hacerlo. Iba a sospechar si lo evitaba de forma demasiado descarada.

"mi anitaaaaaaa ^^ hola guapaaa! que tal la tarde?? te lo has pasado bien??"

Madre mía, pensé. No había color entre Javi y Daniel. Uno era tan efusivo y el otro tan retraído... dos extremos completamente opuestos. Y pensar que dejando de lado que Daniel era un año mayor que yo y, por tanto también que Javi, sus cumpleaños sólo distaban un día uno del otro.

Me quedé un rato hablando con él. Extrañamente, conforme más hablábamos menos incómoda me sentía. Le dije que estaba triste y me estuvo intentando animar de forma bastante eficiente, tras lo que me animé a contarle mi intención de dar clases de inglés. Me dijo que le parecía muy buena idea y que me apoyaba.

"mañana vas a venirte a mi casa?"
"le he preguntado a mi madre, pero quiere que vayamos al cine por la tarde", mentí. "así que ya nos vemos el lunes ^^"
"affu... yo queria estar contigo mañana, los dos solillos..."
"ya tendremos tiempo, no te preocupes ^^"
"bueno... pues buenas noches, guapilla. te quieroooooo!"
"yo tambiénnn! buenas noches ^^"

Me desconecté rápidamente antes de que me dijera nada más. Salí al pasillo en dirección al baño y me entretuve un buen rato haciéndole carantoñas a mi gato Maní antes de lavarme los dientes. Me acosté e intenté repasar un poco en la cama, pero me fue imposible. Mi mente se distraía con facilidad, volviendo una y otra vez a la novia de Daniel. Tenía muchas preguntas acerca de ella que no pensaba formular, y cuyas respuestas en el fondo tampoco quería saber. Era mejor intentar olvidarme de ello. Miré el móvil y pensé que me encantaría darle un toque, pero no me sabía su número de memoria y obviamente en aquella lista de contactos antiguos no aparecía.

Unos minutos después desistí en mi intento de estudiar algo, así que apagué la luz y me rendí al sueño.

5 comentarios:

Carlos dijo...

Jajaja Dios, si yo cobrase la de clases particulares que, entre pitos y flautas, les he dado a mis amig@s, hoy día sería rico xD
Y la verdad es que, aunque sepas que es normal, siempre es una decepción saber que alguien está con otra persona.
En fiiin... ¡Que menuda intriga me dejas! xD Y a las amigas estas... Debería aprender a mentirles, que no es tan difícil xD
Un beso!
Carlos

Carlos dijo...

Cuando no quieres ilusionarte, te ilusionas, es como si los sentimientos quisieran llevarle la contraria a uno y tocarle las narices. Aunque bueno, a veces hacerse ilusiones tiene su recompensa (ojo, que a veces tiene sus desventajas xD).
En fin... Un beso enorme!
Carlos

Carlos dijo...

Gracias por decirme esas cosas, vas a conseguir que me sonroje :$ xD
Y no es que mis capítulos sean cortos, es que los tuyos son enormes (que no me quejo, mejor para mí xD) y mi inspiración es más limitada y claro, no me da para escribir tanto de seguido xD
Un beso
Carlos

Mar dijo...

Estoy más enganchada a tu historia que a perdidos, con eso lo digo tó xDDDD. Que intriga más grande y, digo yo una cosa, el tema del pelo corto ha pasado desapercibido, supongo que yo me sorprendería y Gema ni te digo.

Un besote muuuuy grande.

Energeia dijo...

En realidad no, Mari xD
Porque en primero de bachiller ya me corté el pelo también, así que no era la primera vez que me lo veíais corto xD
Haríais algún comentario al respecto, claro xD
Pero no he escrito toda la conversación :P xD