martes, mayo 7

Te odio

¿A quién quieres engañar? Tus gritos derrumban las paredes y sus llantos hacen temblar los cimientos del edificio. A mí me hierve la sangre, y me siento tentada de colar por debajo de tu puerta amenazas con forma de carta y letras recortadas de algún periódico. Es que ni siquiera puedo imaginármelo. Su mirada y sus lágrimas, ambas indefensas ante tus sucias palabras, tus frases hirientes, tus berridos crueles y tus golpes invisibles. Pondría la mano en el fuego al afirmar que esos corazones, de siete y dos años, todavía no han sentido la caricia del afecto paterno. Aunque sí, es cierto que se te da de puta madre fingir. Sales a la calle disfrazado con esa sonrisa hipócrita y esos ojos amables que consiguen convencer a cualquiera que no comparta techo contigo de que eres un ser humano decente. Si es que llegas a humano..., porque para mí no eres más que un monstruo. Un ser asqueroso al que deberían de haberle extirpado el órgano reproductor para que no pudiera tener hijos. Me despierto todas las mañanas con el alma abierta en canal al oírlos llorar desconsoladamente, al pensar en el miedo, la soledad y la infelicidad que debe acompañarlos desde que se acuestan hasta que se levantan siendo víctimas de esa amargura crónica que te corroe a ti y que les está robando la infancia.
Espero que algún día la vida te devuelva todo el daño que les estás haciendo. Y que ese día te hundas para no volver a levantar cabeza.

[Imagen por NegativeFeedback]

4 comentarios:

InfusionDeLotoNegro dijo...

uffff crudisimo.

Me recordó a esto, pero claro, es otro registro.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=8Mj7Xhhq9hU

Besos A...

Amalia J.Catena dijo...

Triste y cruda verdad la de estos niños, como otros tantos cientos, quizá miles de criaturas que viven el horror en su propia casa, de la mano que les mece la cuna, de la que tiene la cuchara con veneno en cada comida.... un veneno que rellena sus pequeñas e inocentes vidas para crecer en su interior, como un alien que un día, en el futuro, probablemente estallará... reventando desde dentro. Tenemos las manos atadas? la boca sellada ?? No, tú bien lo demuestras... ánimo.....

Shadow dijo...

JO-DER.
Qué rabia más profunda y dura. Sé que tus textos en general tienen mucha expresividad, pero es que leer cada línea de este es como un puñetazo directo al estómago.
Es tan horrible cuando alguien es capaz de ser un monstruo de puertas para dentro y luego, al salir a la calle, disfrazarse de humano y convencer a todo el mundo...
Trágico. Pero hasta eso consigues volverlo arte.

Me alegro de que hayas regresado, aunque imagino que estarás liadísima con la carrera y esas cosas, y ten claro que siempre te vas a contar entre mis inspiraciones. Leerte siempre hace que me den ganas de superarme :)

¡Un abrazo gigantérrimo para ti también!

Gabriel Fernández dijo...

Enhorabuena,la concisión y la crudeza con la que te expresas hace que incluso un tema tan duro y triste impacte y conmocione aún más si cabe; un tema que lamentablemente no se queda solo encerrado en la ficción literaria.

¡Un saludo!