lunes, diciembre 21

Nueva Nadia: Capítulo 4, parte 4

La mañana en que Aldren despertó, Nadia estaba practicando con Iluna. El interés que tenía la rastreadora por enseñarle el arte de la espada y la defensa propia iba más allá de querer mantener a la joven ocupada para apartarla de sus preocupaciones; quería que si ella faltaba, desgraciadamente, en algún momento, Nadia tuviera posibilidades de sobrevivir. La muchacha pensaba de igual forma y por ello estaba ansiosa por aprender y se mostraba entregada y dispuesta durante los entrenamientos. Era la primera en vez en toda su vida que se sentía en verdadero peligro. Era vulnerable y sabía que allá fuera había enemigos que podían resultar mortales, y mil cosas más que todavía desconocía. Sentía la imperiosa necesidad de saber cómo protegerse.

Nadia estaba en buena forma, pero no era una luchadora y nunca había peleado contra nadie. Las bases de los entrenamientos consistieron en movimientos básicos de lucha cuerpo a cuerpo, dirigidas por Iluna. La rastreadora era toda una experta, por lo que todos sus intentos se veían frustrados debido a su gran experiencia. No hacía avances portentosos, pero poco a poco fue notando cómo su fuerza y rapidez aumentaba.

Tras una ofensiva, que dio en el blanco, Nadia se dejó caer rendida sobre una montaña de heno mullido mientras cerraba los ojos y se limpiaba el sudor de la frente. Respiraba agitadamente y le ardían las mejillas, coloreadas por el calor y el esfuerzo. Iluna, con una sonrisa de orgullo, se sentó a su lado hundiéndose en el heno con los hombros caídos por cansancio.

- Este entrenamiento no me está viniendo mal a mí tampoco.- comentó.- La vida de un gato es demasiado sedentaria.- sonrió, y luego añadió, dándole una palmadita en la espalda.- No se te da mal.
- Quién me lo iba a decir.- repuso ella con burla.- Con lo increíblemente vaga que soy. Creo que yo estaría encantada con la vida sedentaria de un gato.

Iluna soltó una carcajada y escondió la cara tras las manos, exhausta. Nadia se encontraba todavía peor, pues no era capaz ni de mover los dedos de las manos y le suponía un esfuerzo respirar. Entonces escucharon unas pisadas que se aproximaban y unos segundos después, la cabeza morena de Garue asomó por el quicio de la puerta, haciendo que se operara un instantáneo en la rastreadora: su rostro cobró expresión de desconfianza y mal humor. Él se plantó delante de ambas haciendo caso omiso de la mala cara de Iluna, con una sonrisa divertida en los labios.

- Di algo de una vez, ¿o es que has venido para reírte de nosotras?- preguntó ella con irritación.
- Vamos, Xisel, déjalo de una vez. No te comportes como una mocosa sin modales.- le espetó Garue, con tono casual.
- ¿Qué me has llamado?- exclamó ella, poniéndose en pie de un salto.
- No creo que enfrentarte conmigo ahora sea lo más sensato que puedas hacer teniendo en cuenta tu estado de agotamiento.- observó con sorna.- Así que haz el favor de pensar y un poco y cerrar la boca de una vez: tienes la lengua demasiado afilada.

Iluna palideó de rabia, inspiró profundamente y se cruzó de brazos con los labios fruncidos, taladrándolo con una mirada furibunda que habría asustado a muchos.

- Creo que es posible que el mensajero que enviamos no haya podido llegar a Noorod con este maldito temporal, así que iré yo. Quiero que sepan que iremos en cuanto podamos antes de que se decidan a disolver el Consejo.
- Perfecto.- dijo Iluna con una gran sonrisa.- No tienes porqué darte prisa en volver, puedes esperarnos allí.
- Te equivocas si crees que voy a permitir que viajéis solos a la capital.
- Puedo encagarme de todo, gracias.
- No lo dudo, Xisel. Pero me quedaré más tranquilo si además gozáis de mi protección.
- No necesitamos tu desinteresada protección, Garue.- insistió ella.- Porque... imagino que será completamente desinteresada... ¿verdad?- preguntó, enfatizando la última palabra.

Garue se acercó un poco más a ella.

- No te pases, Xisel.- dijo, acompañando sus palabras con aquel golpe suave en la frente de la rastreadora, que era casi un roce tierno.

Los ojos violetas de Iluna se encendieron con una llamarada de furia, pero Garue ya había dado media vuelta y se dirigía hacia la puerta.

- ¡Garue!- exclamó, en un grito airado.- ¡Garue, no te atrevas a darme la espalda! ¡Garue!- pero él la ignoró deliberadamente y salió del henal. Iluna corrió hasta la puerta sin dejar de gritar.- ¡Garue, vuelve aquí pedazo de imbécil engreído! ¡Ven aquí si tienes huevos!
- Empiezas a hablar casi tan mal como yo.- comentó Nadia con suavidad.- Aunque yo le habría dicho algo bastante peor que imbécil engreído. ¿Quieres anotarlo para chillárselo la próxima vez, mi pequeña padawan?

2 comentarios:

Carlos dijo...

Ay, que Nadia ya va aprendiendo... Pobrecilla xD Si yo no aguanto las clases de gimnasia no quiero saber cómo sería un entrenamiento con Iluna xD Y Garue cada vez me cae mejor, no sé, me parece un cielo (aunque para que Iluna lo odie tiene que haber hecho algo xD). La última intervención de Nadia ha quedado genial, menuda imaginación tienes xD
Respecto al premio, sea como sea, aguantas mis desvaríos y eso es lo que cuenta xD Y tienes razón, quizá su peso en oro no, porque escrito en papel esto debe de pesar poquito, así que diré que vale su peso en Bytes en oro xD
Y me alegro de que te guste la nueva cabecera, le dediqué media hora a hacer la foto sin que saliera borrosa y otra media al retoque fotográfico xD
Un besazo!
Carlos

Carlos dijo...

No, si ya, pero siempre será mejor pensar que fue un capricho y que el amor es mejor que esto, ¿no?
A veces mentirse a uno mismo, aunque sea un poquito, merece la pena. Y respecto a lo que dices, es lo típico de 'un clavo saca otro clavo', y mientras no encuentre un martillo y un clavo me quedará la muesquita xD
Y respecto a Abbise, avisé desde muy pronto que todos eran malas personas, y dese luego Klaus no es una excepción xD Y su buen rollo con Alaric... Tiene su sentido, créeme... (*sonrisa siniestra*) Tú dale tiempo, que creo que en esta historia, al final, no dejo cabos sueltos xD
Un besazo!!
Carlos
PD: A partir de ahora, con mi falta de inspiración (porque yo la recibo de regalo en Navidades y se me agota con el tiempo) Abbise lo actualizaré cuando tenga imaginación (calculo que seguirá siendo post diario, pero me tomaré días de descanso xD). Quien avisa no es traidor xD