miércoles, abril 22

Sueño del 21 de Marzo (21th March Dream)

Voy a inaugurar una nueva sección del blog llamada Sueños, en las que relataré... pues eso, mis sueños. Tengo unos sueños bastante raros y curiosos (que suelo recordar con bastante exactitud y de forma muy vívida), con tendencia a tratar sobre alguien que me persigue o quiere matarme, cuando estoy triste o agobiada, o me siento culpable. Y últimamente creo que estoy entrando en una de esas fases. Sin embargo, eso no los hace menos interesantes. Espero que os entretenga leerlos.

Esta noche, en realidad, he tenido dos sueños. En el primero de ellos yo estaba a las afueras de lo que parecía un museo gigantesco, pero que era la base de alguna empresa corporativa o algo por el estilo. Mi misión era infiltrarme en el interior. Estaba con mi novio en un edificio en obras cerca del museo, esperando a hablar con un hombre gordo, de piel morena y camiseta blanca de tirantes con manchas de aceite. Se oía una taladradora de fondo. Aquel hombre era parte de una mafia o algo así, y su trabajo era facilitar la infiltración en dicho edificio. Estaba hablando con un grupo de chicas escuálidas y con ojeras que tenían aspecto de drogadictas, contando un fajo de billetes entre sus manos. Su negocio era vender trajes de animadoras, porque se supone que llevando uno de esos podrías entrar sin problemas en el museo. Así que le compré uno y me lo probé. Daba el pego como animadora de partido de baloncesto sin lugar a dudas. Mi novio me decía que no se fiaba mucho de que fuera un disfraz fiable (y si lo piensas fuera del sueño, ¿una animadora? es totalmente absurdo) pero yo le decía que no habría problema. Luego paso a una escena en la que estoy dentro del museo, tomando una copa de champán junto a una enorme pared por la que caen cortinas de agua. La decoración del museo era muy de estilo moderno. Me recuerda un poco al Palacio de Congresos de Granada.
Desde ahí, el sueño toma un giro inexplicable. Yo estoy en mi coche (o el que se supone que es mi coche) con mi novio, mi hermano y mis padres. Nos dirigíamos al centro de la ciudad porque era al fiesta de fin de curso de mi antiguo colegio. Había un atasco impresionante, y algunas calles estaban cortadas, como si hubiese una manifestación o una procesión. Llega un punto en que con el coche no podemos avanzar más, así que aparcamos y seguimos andando. Entonces me encuentro con mi amiga Mari, que va disfrazada de ángel con una túnica, una aureola y un par de alas de algodón a la espalda. Se acerca a nosotros diciendo qué por fin nos encuentra, que llegamos tarde, y nos acompaña al colegio. De camino allí hay un pájaro enorme que cae del cielo, muerto y sangrando, al lado de un coche. A mí me da mucha pena, pero ya no se puede hacer nada por él y seguimos sin detenernos.
La fiesta de fin de curso de mi colegio no se hace en mi colegio. Parece... no sé, algo así como una antigua fábrica de cerveza reformada. Había una cola enorme y un portero que revisaba los tickets para dejar pasar o no, y la entrada tenía un largo telón de terciopelo rojo. (A todo esto, la fiesta de mi colegio no es así para nada, es lo más sencillo del mundo, de entrada libre.) Nada más entrar, me encuentro a mi amigo Eugenio. Me alegro mucho de que haya podido venir desde Barcelona para la fiesta, y casi me tiro encima de él para darle un abrazo. Aunque él intenta mantener las distancias, lo cual me resultaba un tanto raro. Me voy directa a buscar a mi amigo Juan, que sé que está por allí, y lo encuentro en una sala con mesas de billar. Tiene el pelo muy corto y de punta, lo que me extraña un poco. Le digo, con un poco de amenaza, que mientras Eugenio esté allí que se acuerden de contar conmigo para salir por ahí y me dice que vale. Eese es el final del primer sueño.

El otro es más raro. Al comienzo yo estoy en una playa, también es de noche y la luna brilla mucho en el cielo, entre algunas nubes. Estoy esperando a que llegue el capitán de un barco pirata para ayudarnos, puesto que estoy con más gente. Y esas personas que están conmigo están encerradas en unas burbujas de las que no pueden salir. Están gritando, pero no les puedo escuchar desde fuera. Se supone que el capitán tiene que traer unas pajitas (sí, de estas para beber los batidos y la leche) para explotar dichas burbujas y liberar a los que están presos dentro. Después de que llegue y ayude a los demás, nos alejamos de la playa y nos dirigimos a una ciudad que hay cerca. Allí está teniendo lugar una batalla. Hay unos invasores, que dirigen unos tanques rojos, que han conseguido dominar a unos dinosaurios de aspecto aterrador, utilizándolos contra nosotros. Yo estoy con mi amiga Bea, que está gritando órdenes a voz en grito a los miembros de la resistencia, diciéndoles que sería buena idea que crearan una burbuja de protección para retirarse allí si las cosas se ponían muy feas. El combate tiene lugar en una calle muy larga, a cuya izquierda hay un bosque que desciende colina abajo. Yo me adentro entre los árboles, con la idea de crear mi burbuja protectora, pero Bea se acerca a mí y me dice que ella tiene la suya cerca de allí, que será mejor que me busque otro sitio. Así que las dos descendemos por el bosque, conscientes de que podemos estar siendo perseguidas, hasta dar con una especie de cráter en el suelo. Es muy produndo, pero tiene agua en su interior. Me asomo al borde y veo un hueco en la piedra, parecido al nido de algún ave, y de repente me saco del bolsillo un huevo grande y de color gris, de dinosaurio. Al parecer, nosotros los miembros de la resistencia, también teníamos intención de criar y domar dinosaurios para protegernos. Así que desciendo con cuidado hasta el nido, pongo el huevo allí y lo rocío con un spray que lo pinta de color azul metalizado. ¿Por qué? Ni idea. Se supone que eso protegería al huevo. Es entonces cuando Bea y yo escuchamos a algo arrastrarse entre los árboles y vemos a un dinosaurio atacante acercándose a nosotras con als fauces abiertas. Y emprendemos la retirada. Ahí acaba el sueño porque me sonó el despertador.

I'm gonna inaugurate a new blog section called Dreams in which I'll tell you... well, I'll tell you my drams. Normally I have very strange and curious dreams (and generally I remember them vividly and precisely). They have a tendency to be about someone chasing me or trying to kill me when I'm sad, stressed or I feel guilty. And I think I'm starting one of those phases. However, that doesn't make them less interesting. I hope you spend a good time reading them.

This night, actually, I had two different dreams. In the first one I was in the outskirts of what it seemed to me a gigantic museum but it was the base of a corporative company or something like that. My mission was to infiltrate into it. I was with my boyfriend in a building under construction near the museum, waiting for have a couple of words with a fat man with tanned skin wearing a sleeveless white shirt oil stained. I could hear a pneumatic drill far away. That man was part of a mafia or something of the sort and his job was to facilitate the infiltration inside the museum. He was talking to a group of emaciated girls that had rings under their eyes and looked like drug addicts, while he counted a wad in his hands. His business was to sell cheerleaders customes, because wearing one you could go inside the museum. So I bought him one and tried it on. I really looked like a real cheerleader of a basketball team. My boyfriend told me that he wasn't sure about the custome (and thinking about it outside the dream... a cheerleader? it's totally nosense!) but I calmed him down telling him that it wouldn't happen anything. The scene changes and I'm inside the museum, with a champagne glass in my hand and by a big wall covered by waterfalls. The decoration style of the building was really very modern. It looked like the Congress Palace of Granada.
From there, the dream has a inexplicable turn of events. I'm inside my car, or the car that it's supposed to be mine, with my boyfriend, my brother and my parents. We were going to the city centre in order to attend my school end-of-the-year-party. There was an incredible traffic jam and some of the streets were blocked, as if there were a procession or a demonstration. There is a point in which the car cannot move forward, so we park and go outside. That's when I meet my friend Mari, who is dressed up like an angel, with a tunic, a halo and two cotton wings in her back. She tell us that finally she could find us, that we are late and she come with us. In our way to our school, a big bird falls from the sky, dead and bleeding, near a car. I feel terribly bad about the poor animal, but nothing can be done for it, so we go on without stopping.
The party doesn't take place in my real school. The place seems... I don't know, a kind of old beer reformed factory. There was a huge queue, a porter revising the tickets in order to allow people get in or not and a red velvet curtain as the entrance. (I want to make one thing clear: the party of my school, in reality, is not like that. It's quite simpler and everyone can get it.) Just after going into, I see my friend Eugenio. I'm very glad to know that he could come to the party from Barcelona and I jump over him to hug him. Though he try to keep the distance between us and that seem to me very strange. I go directly to look for my friend Juan because I know he's there and I find him in a room with billiard tables. He has short spiky hair and that puzzled me a bit. I threatened him a little, telling him to call me if he and Eugenio go out while Eu is still in the city and he says okay. That's the end of the firts dream.

The second one is a bit more weird. At the beginning I'm in a beach, also at night, and the moon is shining brightly behind some clouds. I'm not alone, and I'm waiting for the captain of a ship to come and help us. The persons with me are trapped in bubbles, incapable of going out of them. Though they're screaming I cannot hear them. The captain has to bring us straws (yeah, those straws for drinking milkshakes)and use them to explode the bubbles and free the prisoners. After that, we leave the beach and go to a near city, where a battle is taking place. There are some invaders with red tanks that have tamed dinousaurs to use them againts us. I'm with my friend Bea, who is shouting to the other members of the resistance to create protective bubbles if things turned worse. The figth is in a long street whose left side is the beginning of a forest extended down a hill. I go deep between the trees with the idea of creating my own bubble, but Bea tell me that she has her own near there and that it's better to choose another place. So both of us go down the forest, knowing that something could be pursuing us, and stop when we find a crater. It's very deep and has water at the bottom. I lean out of the edge and see a hollow in the rock, like the nest of a bird. I take out of my pocket a big grey egg of dinosaur because apparently, we the members of the resistance have to keep dinosaurs eggs to tame them and use them as a way of protection. I go down to the nest to put there the egg, and then I paint it with a spray, turning it to metallic blue. Why? No idea. That may protect the egg. That's when Bea and I hear a noise and we see an incoming attacker dinosaur with jaws open. So we take the flight. The dream ended there because my alarm rang.

4 comentarios:

Carlos dijo...

Jajaja
¡Qué sueños tienes! xD
Te diré lo mismo que a una amiga mía que también sueña cosas raras: ¡DROGAS = CACA!
Jajaja
A ver si descubrimos cómo termina (¿aparte de mí la gente también sueña segundas partes? xD).
Un beso
Carlos

Princess Beia dijo...

ahhh jajaja ke buenooo! Vive la resistance. Me encanta salir en los sueños de la gente xD Los mios suelen ser asi de paranoicos o más a veces xD

Lo mejor de todo: la Mari de angel y los dinosarios controlados por "los malos". Pero eso de que haya huevos y criarlos y que el huevo acabe siendo azul... Eragon? Quizás? xD

Energeia dijo...

No creo que sea por influencia de Eragon. Sólo me lo he leído una vez y tampoco es que me encantara. De hecho, ni me he acordado de que era azul en el libro hasta que lo has mencionado xD
Era como una especie de pintura protectora... que fuera azul fue totalmente arbitrario, creo xD

¡Y yo no tomo drogas! xDD Nada de nada. En cuanto a lo de soñar segundas partes... a mí nunca me ha pasado XD

Princess Beia dijo...

jajaja yo si ke sueño segundas partes! Curiosamente, muy separadas en el tiempo. A menudo cuando tengo las segundas partes ya habia olvidado cuales eran las priemras hasta ke soñé las segundas