martes, octubre 19

La Princesa Verde

A la Princesa Verde le crece un árbol en la cabeza. Sus hojas le protegen los ojos del sol cegador, refrescándole la nariz, y la resguardan de la lluvia. Esto, sin embargo, le da un poco de pena; le gusta el olor dulce de la tierra mojada y se pregunta a menudo si el agua que cae del cielo tiene el mismo sabor.
Cuando está de buen humor, las ramas del árbol se cuajan de pajarillos e insectos que pían y zumban, haciéndola reír con cosquillas y regalándole alegres canciones que ella tararea risueña, poniendo letra a las melodías. Pero cuando la Princesa está enfadada o triste, los animales huyen asustados por los fuertes vientos huracanados que sacuden el tronco del árbol, espantados por los truenos y relámpagos que su mal talante atrae de forma inevitable. Un día la tormenta producida provocó que un rayo le acertara de lleno en la coronilla, incendiándole el pelo y torturándola con un insoportable dolor, concentrado en la frente, que le duró semanas. Tuvo que meter la cabeza en el río y se vio obligada a cortar su preciosa melena de cabello color trigo.

La época favorita de la Princesa Verde es el comienzo de la primavera. Únicamente el comienzo. Al principio de la estación primaveral  recibe muchas visitas y nunca puede quejarse de sentirse sola. Las flores florecen y la perfuman con sus agradables fragancias, decorándole el pelo con colores vistosos. Ella misma se siente renacer, pletórica de vida, con una energía inagotable. Pero la primavera es larga... y llegada la mitad del ciclo, la Princesa anhela un instante de soledad y echa de menos el silencio propio del invierno. Es entonces cuando acaba por montar en cólera y hace llegar a las tormentas que preceden al verano.
La época estival es para ella una estación tranquila y apacible. No llueve mucho, por lo que ha de ser ella misma quien riegue el árbol para que no se seque antes de tiempo. Pero no le importa, pues el agua fría se agradece enormemente cuando el calor no sólo aprieta sino que asfixia. El cantar de las chicharras la acuna por las noches, adormeciéndola con diversas serenatas.
Para ella el otoño es la estación más triste de las cuatro. Las hojas se caen, haciéndola sentir más ligera de lo normal, pero estorbándole a la vista hasta que cae la última de todas. Tiene que despedirse de las aves migratorias que sólo la visitan en verano y de los insectos que abandonan sus ramas para preparar la llegada del invierno, llevándose con ellos la alegría de las sonatas y la poesía de sus zumbidos. Durante los meses otoñales, la Princesa se encarga de hacer una capa con las hojas caídas, que luego le servirá para cobijarse del frío.
Y por último el invierno. La Princesa Verde se mira en el espejo del lago helado y piensa que va vestida de novia, cubierta de nieve de los pies a cabeza, con un tocado de ramas heladas sobre la cabeza y gotas gélidas que parecen lágrimas, sobre las mejillas. Fantasea con la llegada de un Príncipe Blanco que la despose y le haga compañía durante los largos, fríos y solitarios días invernales, que comparta con ella su capa de hojas cobrizas y que derrita la escarcha de sus labios con un cálido beso.

4 comentarios:

InfusionDeLotoNegro dijo...

Me encanta…
Soy un fanático de la gente que escribe relatos, dándole vida, personificando lo insustancial, lo etéreo.
En este caso es la naturaleza, La princesa verde. (Mi visión, quizás para ti que eres la que lo ha escrito, sea diferente)

Te dejo dos entradas que tengo sobre Meses que son personas y una autopsia a la primavera.

http://lospaseosdecaronte.blogspot.com/2010/07/autopsia-la-primavera.html

http://lospaseosdecaronte.blogspot.com/2010/06/tatuandose-los-dias.html

Ponte siempre las canciones que suelo poner antes del texto, sobretodo en esas dos entradas.


Espero que te gusten.


Un besito…

Carlos dijo...

Hum... Pues con el cambio climático, se le van a fastidiar los esquemas a la Princesa Verde xD
No, en serio, me gusta mucho cómo te ha quedado. No voy a decir que sea el culmen de la originalidad, pero te ha quedado muy bonito y cada palabra rebosa sentimientos. ¿Cuál es tu estación favorita? Lo digo porque da la impresión de que es el invierno, y ahora tengo curiosidad xD
Un besazo, y suerte con la facultad

Maki dijo...

Te he dejado un meme en mi blog! Un saludo wapa :D

Ray_Silver dijo...

He llegado a esta pagina de pura casualida y he de decir que este cuento me ha parecido tan imaginativo como bien escrito.¡ Sigue asi!