miércoles, abril 1

Chocolate

Esta imagen me encantó nada más verla por varios motivos.
El primero de ellos es que me parece impresionante la propia escultura, tan real. La piedra pulida parece piel desnuda, tersa y suave... perfecta. Donde los dedos del hombre tocan el cuerpo de la mujer, la piel se hunde levemente bajo el roce leve de sus dedos. El increíble y exacto detalle de los pliegues y las arrugas de la tela que tiene entre las piernas, el dinamismo de la imagen... No sé, me encantó. Siempre me gustaron muchísimo las esculturas clásicas por su fidelidad y delicadeza.
El segundo motivo por el que la guardé fue el nombre de la imagen. Chocolate. La piedra tiene un tono marrón apagado que las hace parecer de finas láminas de chocolate. Esto me hizo recordar a los veranos en los que iba a pasar las vacaciones en Almuñecar. Allí había algunas estatuas, la mayoría de barcos y algún hombre importante, que estaban hechas de metal pero que tenía un color similar a la de esta imagen. De pequeña estaba convencida de que estaban hechas con chocolate de verdad y muchas veces me sentía tentada de ir a pegarle un bocado.
Ahora sólo me lo parece.

3 comentarios:

Xit dijo...

Ohhh esta muy chula!!!!
Aunque yo pensaba que ibas a poner alguna imagen de algo con chocolate, buaaaaaaa, tengo hambre.

Am@lie dijo...

magusta ¡¡¡¡

Maka dijo...

Es muy bonita. ^^
Ah! te aviso que deverias revisar lo de linkearte, porque ha caido el servidor de las imagenes y no se ve tu banner, me dado cuenta porque en mi blog no te veia XD